martes, 29 de enero de 2008

Pequeña Ley de Murphy

Suele haber una pequeña Ley de Murphy que debe de decir algo así como "la probabilidad de que falle algo , es directamente proporcional a las ganas que tengas que no falle nada"

Un ejemplo :

Ya hace muchos años (10 años a ojo), en otra tienda en la que estuve trabajando, teníamos un cliente habitual y muy asiduo, que nos traía clientes por doquier. A todos los de su empresa (de esas con muchos empleados) nos recomendaba y no exageramos si decimos que prácticamente todos en algún momento habían hecho uso de nuestros servicios en mayor o menor medida. Pero no contento con ello, prácticamente todos sus amigos, y familiares , todos absolutamente todos, acabaron comprándonos a nosotros los ordenadores.

Y llegó el gran día !! Ese en el que nuestro cliente del año, se da un capricho y se pilla un pc nuevo.
No hace falta contar mucho, dedicamos todos nuestros esfuerzos en traerle todo lo que nos pedía, de lo mejorcito, las mejores marcas y componentes disponibles en el mercado. Cuidando hasta el máximo detalle (aún más si era posible) en montar y dejar totalmente en marcha el pc.

Poco duró la alegría...
en menos de una semana no funcionaba la grabadora de Cd's,
a los 15 días se murió la fuente de alimentación
al poco de lo de la fuente la disquetera no leía
y antes de los 3 meses se le murió la placa base.
y después de lo de la placa creo recordar que falló otra cosa pero no recuerdo que era...

En ninguno de los casos hubo problema en cambiarle o sustituirle nada, pero lo "gracioso" es lo que nos comentaba el cliente...
"..tantos y tantos clientes que os he traído y todos encantados de la vida con vuestros equipos y a mi que me ha fallado casi todo...si no fuera porque os conozco de sobra, pensaría cualquier cosa.."

Y lo decía medio en serio, medio en broma... pero sobretodo desde la impotencia de entender que le puede pasar a cualquiera.. pero que tan mala suerte no podía ser que le tocara todo a el.

Pero la rabia que uno mismo (esta vez por nosotros) que sentíamos en esas situaciones, en las que te habías volcado con todas tus energías para dar lo mejor, porque se lo merece y ¡que coño! porque se ha portado ejemplarmente, sin pedir nada a cambio, por puro amor al arte y va el jodido Murphy y nos fastidia la fiesta...

Al tiempo se le estabilizó la "mala racha" y ya no tuvimos ninguna incidencia en el pc, aunque de vez en cuando nos lo recordaba cuando nos seguía enviando nuevos clientes...


5 comentarios:

  1. La informatica es asi,cuando mas la necesitas es cuando te da la patada :P

    ResponderEliminar
  2. HOla compañeros de fatiga,todos los dias veo este blog y la verdad es que me encanta ,muchas de las situaciones me pasan a mi de vez en cuando y me da mucha trankilidad leerlo y reirme.
    Me quita mucho estres saber que no soy el unico k tiene k aguantar a este tipo de clientes pufff gracias por estos momentos de desahogo mental
    era esto o comprarme un saco para golpear :P

    ResponderEliminar
  3. Y te lo recoradará toda su vida, y será tema de anecdota con los amigos para siempre jamás.

    Nunca comentará con nadie las 1000 veces que hicisteis bien el trabajo y no falló nada, pero si la unica vez que quedasteis como el culo.

    Es algo que hay que asumir. Y pasa en absolutamente todos los trabajos.

    ResponderEliminar
  4. @Sergio : Yo estuve tentado de coger un saco de patatas, rellenarlo bien y colgarlo del garaje...descargo adrenalina y me ahorro el gimnasio..
    @Anonimo: Por suerte con este cliente me lo recuerda de viento en viento.. Pero como en todos los trabajos.. está ese dicho que dice algo así "..maté un perro y me llamaron mataperros.."

    ResponderEliminar

¿Tienes algo que decir? Pues esta es tu ocasión:
¡ VAMOS !